Cuando el mundo académico se compromete con las poblaciones…

Publicado por Sorosoro el April 2, 2010

En el transcurso de un viaje a India, viaje destinado a prospectar una eventual plantación de Sorosoro en esa parte del mundo, tuve la oportunidad de conocer personajes realmente extraordinarios, como son los que nos podemos encontrar en esos países inmensos y ricos de paradojas.

Ganesh Devy es uno de ellos, un ser fuera de lo común, un universitario que decidió dedicar su vida a los pueblos indígenas y a las lenguas del mundo, un hombre que puede, en la India profunda, lo mismo debatir acerca de Merleau-Ponty o de Noam Chomsky que acerca de farmacopea tradicional o de microcréditos…

Graduado de la Universidad de Leeds, antiguamente profesor en Yale, Ganesh llegó a Gujarat en los años noventa para impartir clases en la Universidad de Boroda. Estando ahí e impresionado por constatar una especie de barrera lingüística entre las lenguas dravidianas en el sur y las indoiranias en el norte de una línea transversal que va desde Gujarat en el oeste hasta Bengala en el este del país, el se dispuso a recorrer esta línea virtual. Es así como descubre que muchas “tribus indígenas”, al no contar con un sistema de castas omnipresentes en la India, se sucedían en esa franja de algunos cientos de kilómetros de largo.

Intrigado, se instala arriba de un árbol y deja que los jóvenes del pueblo vengan a él, les hace preguntas y los escucha hablar de su manera de ver el futuro, de lo que se debería hacer para desarrollar sus comunidades. Deja su puesto como profesor y pasa así dos años arriba de ese árbol hablando e imaginando un proyecto un poco loco, un proyecto de Academia de Adivasi, es decir de Academia indígena.. Al pasar de algunos años, paso a paso ¡lo logra! Encuentra el financiamiento, manda construir edificios de ladrillos, uno junto a otro, que alojan los salones de clases, los salones de grabación de música, un museo, viviendas…

Hoy en día, las actividades en esa “academia”, son muy variadas: enseñanza, por supuesto, documentación de lenguas y de culturas indígenas, edición y publicación, teatro, actividades artísticas y museográficas, pero también artesanías, desarrollo sustentable, microcrédito…

El resultado es avasallador: los jóvenes que, hace 12 o 15 años, venían a hablar con Ganesh arriba de su árbol tienen hoy en día responsabilidades en la academia. Se siente aquí una gran serenidad, una alegría tranquila, un gusto de estar juntos y un orgullo por mostrar a los visitantes que están de paso lo que se ha logrado: un autentico centro de desarrollo económico al mismo tiempo que cultural para los pueblos autóctonos.

Después, a principios de marzo, Ganesh también organizo una gran reunión de personas alrededor de la idea de la diversidad lingüística ¡una aglomeración que reunió representantes de 320 lenguas de la India! Durante esta manifestación, comenzó a plantar un “bosque de lenguas”, un árbol por cada lengua del mundo, bien enraizado y cohabitando apaciblemente con todos sus vecinos…

El no se detendrá ahí: en enero del 2011, tiene la intención de congregar en Bododa ¡1100 lenguas del mundo! Con películas, teatro, conferencias… Y cuando se le pregunta cómo va a hacer para financiar una tal operación, el responde: “vamos a traer 5 premios nobel, y si no los encontramos, los fondos llegarán”. Buen optimismo, pero… ¡está seguro de lograrlo! Y nosotros estaremos ahí también, porque ya le dije a Ganesh que yo quería plantar un árbol en su bosque por mi lengua, el bretón…

Para saber más acerca de la academia: www.bhasharesearch.org.in

Para saber más acerca de la descripción y la documentación de las lenguas en india: www.adivasiacademy.org.in


Compartir este artículo:          Twitter        Facebook        Email        Wikio